MI ESTILO DE VIDA

Ejercicio en el embarazo: Mitos y verdades

Descubre todos los beneficios de hacer ejercicio

2018-07-11

Ejercicio en el embarazo: Mitos y verdades

El ejercicio es una de las cosas más importantes que puedes hacer durante el embarazo, pero aún existen muchas creencias en contra de esta práctica durante el embarazo, pero aún existen muchas creencias que se oponen a realizar esta práctica en este periodo. Hoy queremos que aprendas la verdad sobre cómo mantenerte activa de forma segura durante tu embarazo.

Mantener una rutina de ejercicio regular durante todo el embarazo puede ayudarte a mantenerte sana, radiante y activa. También puede mejorar su postura y disminuir algunas molestias comunes como dolores de espalda y fatiga, además de esto, existe evidencia de que el ejercicio puede prevenir la diabetes gestacional (diabetes que se desarrolla durante el embarazo), aliviar el estrés y desarrollar más resistencia física, necesaria para el trabajo de parto.

Por estas razones, el ejercicio y el embarazo no deben verse como enemigos o como una mezcla que puede afectar al bebé, siempre y cuando se haga de manera correcta, es extremadamente beneficioso. Hay muchas formas seguras de que tengas un plan de entrenamiento durante el embarazo, sin que pongas en riesgo tu salud y la de tu bebé, así que con la asesoría de tu médico y un deportólogo, puedes continuar con tu entrenamiento durante esta bella etapa.

¿Qué es cierto y qué no?

  • - Correr puede hacerle daño al bebé

FALSO. Algunas mujeres temen que el bebé se mueva mucho si continúan corriendo durante el embarazo. Pero, el hecho es que correr durante el embarazo es seguro y no es necesario evitarlo. 

El líquido amniótico que rodea al bebé forma una bolsa protectora que permite un movimiento vigoroso sin dañar al bebé, claro, es importante también que el movimiento sea moderado. Como regla general, siempre debes consultar a tu médico si experimentas un dolor o sensación inusual.

  • Ejercitarse en exceso puede producir un sobrecalentamiento y deshidratación peligrosos

NI FALSO NI VERDADERO, Es cierto que el sobrecalentamiento puede ser peligroso para el desarrollo de tu bebé, especialmente en el primer trimestre, cuando el sobrecalentamiento se ha asociado con defectos del tubo neural. 

Tomar algunas precauciones puede mantenerlo seguro mientras haces ejercicio. Si te mantienes bien hidratada, bebiendo agua antes, durante y después del ejercicio (pero no más de 16 onzas a la vez); por cada media hora de actividad moderada, tu bebé no tendrá ningún inconveniente, recuerda también mantener tu cuerpo fresco vistiendo ropa elástica y transpirable.

  • - Hacer ejercicio abdominal durante el embarazo, es dañino y se debe evitar

FALSO, No solo está bien, los expertos dicen que los entrenamientos abdominales pueden proporcionar muchos beneficios. De hecho, para muchas mujeres los ejercicios abdominales pueden ayudar a prevenir la separación abdominal que causan los embarazos, aumentar el control pélvico durante el parto y apoyar los órganos pélvicos.

  • - El embarazo puede hacerte más propensa a ciertas lesiones físicas.

VERDADERO, Durante el embarazo, tu cuerpo produce una hormona llamada relaxina, que se produce para ayudar a lubricar las articulaciones. El resultado de esto es que las articulaciones están demasiado "flojas", y se aumente el riesgo de lesiones.

Por eso, lo recomendado siempre será hacer ejercicio con mucha precaución y con el apoyo médico de un profesional.

  • -  No todos los ejercicios son seguros durante el embarazo.

VERDADERO, De acuerdo al punto anterior, aquellos ejercicios en donde las articulaciones estén muy expuestas son los que se deben evitar. Los ejercicios que impliquen equilibrio, como montar en bicicleta o patinar, o deportes de contacto como el fútbol, pueden ser riesgosos.

  • - Es muy peligroso comenzar una rutina de ejercicios durante el embarazo

FALSO; Si eres una persona que normalmente no hace ejercicio o está alejada de una rutina física, empezar una en tu embarazo no será problema. 

Puedes mantenerte activa con cualquier cosa, desde una caminata de diez minutos hasta cuarenta y cinco minutos de yoga. Lo más importante es que tengas en cuenta que tu objetivo no es perder peso durante el embarazo, sino comenzar una rutina de ejercicios adecuada para tu cuerpo y mantenga tu cuerpo en movimiento.

  • - No intentes practicar yoga prenatal si nunca has hecho yoga antes

FALSO; Antes de cualquier clase de yoga, ya sea de yoga prenatal o de otra modalidad, los instructores experimentados se tomarán el tiempo para hablar con los estudiantes sobre su salud, etapa de embarazo y niveles de condición física. Una clase de yoga prenatal está diseñada para garantizar la seguridad y comodidad al realizar estiramientos, equilibrar posturas y rutinas que implican sentadillas y otros ejercicios que impliquen un esfuerzo por tu parte. 

Nunca es demasiado tarde para comenzar a hacer ejercicio durante el embarazo, pero ten presente que es importante asegurarse de las necesidades de tu cuerpo. 

Existen muchos mitos sobre lo que tu cuerpo puede y no puede hacer durante este proceso, pero el objetivo no es hacerle caso a todo lo que escuchas; recuerda que es importante consultar con tu médico prenatal o proveedor de atención médica antes de comenzar, continuar o cambiar su rutina de ejercicios.