MI ESTILO DE VIDA

Acaba la flacidez y celulitis con esta guía práctica

Algunos consejos para prevenirla y / o reducirla

2018-06-27

Acaba la flacidez y celulitis con esta guía práctica

La flacidez es cuando hay un debilitamiento de las fibras de colágeno y elastina que sostienen los tejidos del cuerpo. La flacidez puede iniciar una forma genética o natural, como a través del sol excesivo, la falta de ejercicio, la mala alimentación, el tabaquismo, el embarazo, la obesidad y los trastornos hormonales.

La flacidez no es más que la acumulación de grasa o piel en el área abdominal. Es más común en hombres en la región abdominal, y en las mujeres debido al estrógeno, que hace que la grasa se acumule en los muslos y las caderas, la testosterona masculina provoca que la grasa se centre en la región abdominal, donde los músculos son menos firmes. De todos modos, la flacidez preocupa a ambos sexos por igual.

La celulitis crece más prominente en las mujeres a medida que crecen porque la producción de colágeno sigue disminuyendo con la edad. Sin embargo, no hay motivo para preocuparse. Una gran cantidad de mujeres en todo el mundo padecen esta condición y la celulitis puede reducirse en gran medida con simples cambios en su dieta y estilo de vida.

Estos son algunos consejos para prevenir y / o reducir la flacidez y celulitis:

  • - Toma mucha agua: para mantener la piel hidratada, lo recomendado son 2 litros diarios. Un consejo que te puede ayudar es tener una botella en el lugar donde pases el mayor tiempo en tu día.
  • - Evita tomar el sol en exceso y en momentos inapropiados.
  • - Consume alimentos ricos en proteínas, Debes tener en cuenta que una dieta deficiente es una causa importante de flacidez. Y los alimentos altos en proteína ayuda a formar colágeno y masa magra. 
  • - Evita bañarte en agua muy caliente, ya que deshidrata la piel, contribuyendo a la aparición de la apariencia de flacidez.
  • - Los productos lácteos con mucha grasa como la crema, la mantequilla y el queso tienen un alto contenido de grasas saturadas y son más difíciles de descomponer. Están bien como un tratamiento de vez en cuando, pero evita consumirlos con demasiada frecuencia si es posible.
  • - Acompaña esto con ejercicio de fuerza para endurecer los músculos. Los ejercicios regulares como caminar, trotar, nadar y yoga deberían ayudar a reducir los hoyuelos gordos. Los expertos sugieren sesiones de ejercicio de 40 minutos (la mitad de cardio y la mitad de la fuerza) tres veces por semana para obtener resultados efectivos.
  • - Diariamente aplica crema en los sitios problemáticos, las cremas más colgantes específicas a base de colágeno. El uso de este tipo de lociones reafirmantes no solo ayudan a eliminar la flacidez, sino que también hidratan y aumentan la flexibilidad de la piel. Busca productos que contengan ingredientes esenciales como colágeno, manteca de cacao, manteca de karité y vitaminas A, C, E y D.